lunes, 21 de enero de 2013

1.2 METODOLOGÍA PARA RESOLVER PROBLEMAS






METODOLOGĺA DE SOLUCIÓN DE PROBLEMAS

Se deben identificar todos los detalles que forman un problema, con qué datos se cuenta, qué resultados se van a lograr y cómo se va a lograr. Por ello, antes de proponer una solución es preciso destacar las etapas en el proceso de solución de un problema.





Estas etapas son:

Definición de problema:

Para resolver un problema, antes que todo es conveniente hacer una pausa para reflexionar sobre el problema, a fin de poder entender exactamente de que se trata y que es lo que se solicita que hagas. Cómo por ejemplo identificar los datos con los que se cuenta...


En este paso debes contestar afirmativamente las siguientes preguntas:
 ¿Comprendo claramente en qué consiste el problema a resolver?
 ¿La información que me proporcionan es suficiente?
 ¿Identifico los datos con los que cuento (datos entrada1)?
 ¿Entiendes que características deben tener la solución o los resultados de salida?






Planteamiento de alternativas de solución


Una vez que has comprendido el problema, es necesario analizar sus características y las diferentes alternativas que se pueden seguir para obtener la solución, para lo cual puede ser necesario:

 Realizar una investigación documental en libros o bien, en Internet.
 Consultar a personas con experiencia o dominio en el área del problema,
tales como profesionistas, maestros, etc.



Selección de una alternativa




Entre los criterios para seleccionar una alternativa se encuentran:

 Características propias del problema.
 Disponibilidad de recursos.
 Habilidades y destrezas personales.



Desarrollo de la solución


Es conveniente identificar submetas o dividir el problema en módulos, además de emplear los recursos adicionales necesarios, tales como:

 Diagramas de flujo.
 Emplear modelos.

Una vez que hayas resuelto el problema, escribe la solución con suficiente claridad, de modo que cualquier persona lo entienda



Evaluación de la solución



El último paso consiste en evaluar la solución, para lo cual es conveniente que contestes las siguientes preguntas:

 ¿Mi solución es correcta?
 ¿Mi respuesta satisface completamente lo establecido en el problema?
 ¿Puedo comprobar el resultado?
 ¿Advierto otra solución más sencilla?
 ¬¿La solución se puede extender a un caso general?
 ¿Puedo reducir el número de pasos sin alterar la solución?










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada